viernes, 27 de julio de 2012

EL CICLO MENSTRUAL, UN DON DE LA NATURALEZA



Cuando una mujer dedica parte de su tiempo personal a observar las diferentes etapas de su ciclo, respeta los momentos emocionales que lo caracterizan y fluye con la danza de sus hormonas, abre la puerta de la conexión con capacidades creativas innatas y las puede desarrollar con todo su potencial, integrando sus acciones cotidianas con el designio de su voluntad superior.

Hoy en día, en parte debido a prejuicios o a la infravaloración del poder cíclico femenino, se nos ha educado a rechazar o ignorar la regla y a seguir con el ritmo impuesto por la dinámica socio-laboral que anima a la constante competitividad, a la constante auto-superación y a estar presente por los otros o por el trabajo la mayor parte del día, aunque sea a expensas de nuestra salud anulando ciertas molestias menstruales con fármacos que podrían ser eliminadas fácilmente con una alimentación adecuada, dándonos algo más de atención o simplemente con un suave remedio natural. (podéis consultar http://agnesmacrobiotica.blogspot.com.es/2012/05/nutricion-para-una-menstruacion.html )


La salud a través del respecto a nuestros ciclos:


Antiguamente, las mujeres se retiraban en grupo para vivir su momento menstrual que era considerado mágico en muchas tribus matriarcales, se apartaban de las tareas más pesadas para descansar y poder vivir la energía psíquica inherente a este momento especial, exclusivo de la biología de la mujer.

Durante todo el ciclo menstrual hay una retro-alimentación entre la mente y el funcionamiento de los órganos y glándulas. Las glándulas más importantes relacionadas con el ciclo menstrual son el hipotálamo, la pituitaria y los ovarios que guían el proceso de las hormonas producidas por los órganos y transportadas por el cuerpo a través de la sangre. El hipotálamo puede determinar aumentos en el apetito, en el cansancio y/o en ciertas emociones frágiles que caracterizan el momento pre-menstrual y juega un papel vital en los niveles de estrés, pudiendo influir en que se avance o retrase la menstruación y en el dolor menstrual. Mentalmente, a menudo es difícil compaginar la hipersensibilidad y la necesidad interior de recogimiento y de soltar durante la regla con la exigencia externa de extroversión, lógica, competencia y objetividad. Muchas mujeres pueden sentir que quieren retirarse y hacer menos por l@s demás porque el momento menstrual las empuja a estar por sí mismas y a la vez sienten que socialmente, no tienen permiso para hacerlo. Esto puede producir irritabilidad en días precedentes y durante la menstruación

Una vez que una mujer empieza a prestar atención a su ciclo y a valorarlo como parte de su sistema de guía interior, empieza a sanar tanto en el aspecto hormonal como en el emocional y disminuyen los síntomas asociados a la menstruación.

Miranda Gray, escritora y estudiosa del ciclo femenino diferencia varías etapas que relacionan el ciclo hormonal de la mujer y el estado de ánimo:

Después de la descarga menstrual, un cuerpo sano se siente liberado, limpio y con la energía renovada. Este es un momento ideal para realizar actividades que requieren claridad mental.

Entre el final de la menstruación y los días que preceden la ovulación se incrementa nuestro positivismo debido al aumento progresivo de estrógenos, el cual produce efectos antidepresivos. También nos podemos sentir más activas y deportivas (puede ser el momento en que más ganas tenemos de salir a caminar por la montaña o coger la bici). Es un buen momento para pasar a la acción y emprender nuevos proyectos.
Cuando nos acercamos al periodo de ovulación, nos volvemos todavía más activas, sociables y con necesidad de contacto con otras personas, apasionadas y radiantes. Los estrógenos LH (hormona luteïnizante) y FSH (hormona foliculo-estimulante) consiguen los niveles más elevados de todo el ciclo. Podemos aprovechar esta fase de nuestro ciclo para resolver conflictos, quedar con amigos, familia, quedar para una cena romántica o para presentar nuestros proyectos e ideas a los otros. Es la cumbre de nuestro potencial creativo que empezará a menguar una vez pasada la ovulación.

Se puede asociar perfectamente el ciclo femenino al ciclo lunar, que también se corresponde con los ciclos de la agricultura (siembras y recolecciones) y en un prisma más amplio a los ciclos de la vida y del Universo infinito.




Nuestro ciclo es como el ciclo de una planta. Existe un tiempo indicado para plantar las entonces, para crecer y desarrollar ramas, para soltar las semillas y para volver a nuestras raíces”
Annie Shaw

Unos días antes de la regla la progesterona consigue el pico más elevado y al disminuir tanto los niveles de progesterona y de estrógenos empieza nuestra etapa “oscura”, de ir adentro, puede ser con un poco de cansancio o baja energía física, pero también con todo nuestro potencial intuitivo aumentado. Es el momento de escuchar nuestros sueños y nuestras emociones profundas. Aspectos que necesitamos sanar se estarán manifestando de una forma o de otra. Es el momento de entrar en contacto con lo que nos quiere decir nuestra voz interior puesto que podemos obtener las respuestas que necesitamos para canalizarnos hacia el camino que nos corresponde. Es una fase que puede ser destructiva pero la podemos reconducir hacia una fase creativa y liberadora, de conexión con nuestro inconsciente e intuición.
Durante la menstruación, el umbral entre consciente e inconsciente es muy fino. Afloran aspectos de los cuales puede ser no somos consciente en otros momentos del ciclo y es una buena oportunidad para conectar con nuestras necesidades reales y establecer un compromiso con nuestra transformación personal.
La menstruación es un estado ampliado de conciencia, una fase para ir a lo esencial, priorizar, y cuando podemos, para tomar más tiempo para descansar. Esta es la fase reflexiva, el final del ciclo donde caen los niveles hormonales, un momento para parar, evaluar, conectar con lo que realmente es importante para nosotras y soltar todo lo que no nos beneficia.
Cuánto más conozcamos y respetemos nuestra naturaleza cíclica, aunque sea solamente con pequeños pasos o actas, más recuperaremos dentro de nosotras una fuente de poder y autoestima que irá creciendo con cada ciclo.


Propongo que tomes tiempo para ti durante unos meses para conocer o conectar con tu ciclo personal y menstrual. Una vez te hayas observado, puedes ir más allá y llegar a controlar tu fertilidad de manera natural, sin píldoras que anulan la naturaleza cíclica mágica y a la vez terrenal de las mujeres y por lo tanto su poder femenino inherente.

Una visión más amplia de la fertilidad es aquella que no está determinada únicamente por si se tiene o no un hijo biológico. La fertilidad es una relación de toda una vida con una misma.
Joan Borysenko.

Fíjate:
- Tus pechos no están siempre igual, en ocasiones turgentes, a veces flacidos y algunas veces súper sensibles.
- Los genitales externos (la vulva), los labios mayores y menores no están siempre igual. Si los miras, si los sientes, observarás estos cambios que te informan, día a día, momento a momento, del estado fértil o infértil de tu ciclo.
- No tienes siempre el mismo flujo (consistencia, color, olor…)
- Observa y describe las sensaciones en el interior de tu vientre.
- Toma tu temperatura cada día por la mañana antes de levantarte y observa si varía en unas décimas durante algunos días al mes.
- Ten también en cuenta los cambios en tu estado de ánimo durante tu ciclo. Son el mensaje más sutil de tus hormonas.
- Conecta con tu deseo sexual personal: ¿Tienes siempre las mismas ganas? ¿El placer es siempre el mismo? ¿Percibes siempre el mismo amor?

Observa, anota, explora y recopila durante unos meses todos los datos que puedas sobre todos estos cambios en un cuaderno. Puedes elaborar tu propio diagrama ampliando este que te facilito para empezar.



Artículo escrito por Agnès Pérez ©Todos los derechos reservados, cedido a Etselquemenges para su publicación http://www.etselquemenges.cat/especialista/especialista-etselquemenges-cat/el-cicle-menstrual-un-do-de-la-natura/




lunes, 16 de julio de 2012

QUESO DE TOFU (con sabor a gouda con cominos)






Ingredientes:
350g de tofu.
1 vaso de agua.
2 cucharadas soperas de levadura de cerveza en copos.
El zumo de 2 limones medianos-pequeños.
1 cucharada sopera de agar-agar en polvo.
1 cucharada sopera de miso blanco.
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
Especias:
1 cucharadita rasa de postre de comino molido
1 cucharadita rasa de postre de cúrcuma
comino en grano para decorar
Elaboración:
Exprime el zumo de los limones.
Hierve 10mn el tofu, desmenúzalo y ponlo en el vaso de la batidora, riega con el zumo de limón y el aceite de oliva y tritura bien hasta obtener una crema fina y homogénea.
Mientras pon un cazo al fuego con 3/4 partes del vaso de agua, añade las especias y antes de que empiece a hervir añade el agar-agar.
Deja unos segundos al fuego, removiendo mientras se diluye el agar y vierte la mezcla en el recipiente con el tofu.
Añade el miso diluido en agua caliente y bate bien.
Pon al fuego el agua que te queda en el vaso con la levadura, cuece unos segundos para que se disuelva y viértelo sobre la crema de tofu .
Reparte la mezcla en un bol o molde (previamente humedecido con agua fría para facilitar el desmoldado) y deja que cuajen mientras se enfrían.
¡Que aproveche!

domingo, 15 de julio de 2012

COLABORACIÓN EN LAS JORNADAS ESTATALES DE MONEDA SOCIAL (Vilanova i la Geltrú)


El 12, 13 14 y 15 de Julio se ha celebrado en Vilanova i la Geltrú el primer encuentro de monedas sociales con el objetivo principal de contrastar modelos de monedas que están funcionando en diferentes poblaciones de la Península y del extranjero.
La asociación Ecol3Vng, a la cual me adherí hace un año nos propuso llevar
 a Teresa Amell y a mi la organización de los menús, gestión de compras, coordinación del equipo de cocina y cocinar durante las jornadas. No dudé ni un momento en aceptar ya que Ecol3Vng es una asociación sin ánimo de lucro que tiene como objetivo difundir y compartir alternativas al sistema económico, potencia la economía local, la soberanía alimentaria y favorece las relaciones humanas entre las personas que la integran, aspecto muy necesario cuando el objetivo primordial es crear proyectos en común.
A medida que he participado en reuniones de equipo y he contactado con las personas que se han ofrecido para colaborar en la cocina de las jornadas se ha ido afianzando en mi un sentimiento de satisfacción y positividad hacia lo que estábamos creando en conjunto. Esta sensación compartida por muchos otros miembros de la organización de las jornadas ha sido fruto de la implicación, cohesión y ganas generales de trabajar para el cambio de consciencia.

No he podido hacer muchas fotos de los platos ni de todas las jornadas, ¡he estado liadísima!
En el blog de Transició VNG publicarán más información y podéis acceder via facebook a la retransmisión de las ponencias. Yo, por la parte que me toca, me ciño a la alimentación, aspecto importante ya que si nuestros sistemas digestivos están felices y se toman alimentos saludables, la mente funciona en lo que tiene que funcionar.

Parte del equipo del viernes
(el sábado había dos hombres...)

La idea ha sido ofrecer comidas sanas basadas en la gastronomía popular catalana elaboradas con productos de proximidad. Teresa y yo transformamos varias recetas aligerándolas y  cambiando algunos ingredientes.
La media de comensales fue de 50-70 personas por dia. ¡No está nada mal!
El primer dia, para la cena que fue en la UPC de Vilanova (Universidad Popular de Catalunya), organizamos un pica pica compartido a base de productos locales y de temporada elaborado por diferentes soci@s. Una cena de traje, que llamamos (yo traje esto y tú aquello...)

Cenita "de traje"

El segundo día, a la hora del almuerzo pusimos zumos y fruta fresca ecológicos.
Para la comida del medio día que se ofreció en el Centro Cívico de la Geltrú, elaboramos un menú en el cual se podían degustar platos tradicionales de la gastronomía catalana como el all cremat o fricandó (que hicimos con seitán en vez de carne), una vichyssoise de calabacín (con nata de avena), arroz de grano largo con verduras y piñones, ensaladas con lechugas, rabanitos, tomates, etc... de los agricultores del pueblo, los cuales también son parte de esta asociación y venden algunos de sus productos en Turutas (nuestra moneda local). Estas personas (Joan y Antonia, Albert y Can Pebrots) cultivan frutas y hotalizas sin pesticidas ni fertilizantes, incluso sin productos permitidos por la agricultura ecológica, lo cual les convierte en doblemente ecológicos ya que tampoco incluyen el gasto de transporte ya que no vienen de fuera.

El tercer día se comió en la Llotja de Pescadors, donde también se realizaron las ponencias. El menú fue una crema fria con remolachas frescas, una fideuá, una ensalada de brotes variados  unos deliciosos "pans de pessic" elaborados con ingredientes ecológicos. También habían platos totalmente veganos como un tabuleh y una ensalada de garbanzos al comino para quienes no comen animales.

El equipo de cocina ha sido de unas 20 personas que nos hemos ido turnando para hacer las compras, cocinar, montar las mesas. servir y limpiar.
¡Compañer@s! Si me leeis, deciros que ha sido un placer trabajar equitativamente en grupo, cada cual hasta donde se ha podido implicar, con respeto, flexibilidad y libertad. Ha salido todo tan bien, ha sido tan fluido y ha habido tanta armonia en el ambiente que estoy impresionada de la fuerza del colectivo.


 El buffet del sábado, muy concurrido

Ton Dalmau, el impulsor del proyecto Turuta.
Al fondo, Silvain y Bernat.
La cena del sábado, también "de traje" y amenizada por juegos fue en los jardines del Museo del Mar, en la Playa del Faro al son lejano del Nowa Reggae que también se estaba celebrando allí.
Han sido unos dias divertidos, compartiendo y nutriendo en sentimiento y acciones el dicho de: "Muchas personas pequeñas en lugares pequeños pueden cambiar el mundo".


domingo, 1 de julio de 2012

REPELENTE NATURAL PARA MOSQUITOS



Loción repelente:

Ingredientes:

1 botella pequeña de alcohol
1 vaso de aceite de sésamo
30 clavos de olor.

Macera durante 40 días los clavos en el alcohol y aceite.
Los pescadores hace mucho tiempo que conocen esta mezcla y la usan cuando van a pescar para evitar picaduras de insectos.


Repelente para la casa:



Corta un limón por la mitad y pincha en su pulpa unos clavos de olor. Déjalo en un platito y verás como ni se acercan los mosquitos!