viernes, 28 de septiembre de 2012

EL EXCESO DE SAL EN LA MACROBIÓTICA

 
Este artículo escrito por Phiya Kushi y publicado en su blog, previene sobre el consumo excesivo de sal y explica qué tipo de problemas se encontraron él, su familia y algunos macrobióticos pioneros a raíz de caer en él. En mi opinión es de suma importancia tenerlo en cuenta ya que es de ayuda para entender y prevenir posibles problemas de salud. También son de agradecer la sinceridad y transparencia con las que su autor escribe.
 
De joven y en edad de crecimiento comí demasiada sal. Yo no lo sabía en ese momento pero mirando atrás hacia mi primera infancia, mi adolescencia, e incluso mis veinte y treinta años puedo ver cómo mi familia y yo estábamos comiendo demasiado salado. Creo que este excesivo consumo de sal contribuyó en parte a la temprana muerte de mi hermana y de mi madre. Lo que me salvó de un destino similar es el consumo de cerveza y sake (vino de arroz). Mi padre también se salvó por beber varias tazas de café con azúcar y comer pasteles en la mañana y durante todo el día, aunque ahora están atrapados a él en forma de un tumor en el colon. Cuando yo era joven me encantaban las ciruelas umeboshi y envolver dos o tres de ellas en una servilleta de papel en mi bolsillo y comerlas más tarde como un snack. Disfruté de los fideos de soba salados en caldo y muchos otros alimentos salados con tostadas, Shoyu (salsa de soja) y miso.

La toma de demasiada sal era común en los tempranos días de Boston en la comunidad macrobiótica. Creo que este hábito comenzó como una extensión de las comidas habituales japonesas y un énfasis de las ventajas de la sal por George Ohsawa. Los japoneses consumen una gran cantidad de la sal en su dieta, pero ellos neutralizan esto tomando baños calientes diarios y bebiendo cantidades de alcohol y comiendo el azúcar. Es usual para el promedio que trabaja en japon salir a beber cada tarde después del trabajo. Esto es el ritual que les permite enfrentarse con grandes cantidades comestibles de sal. Ohsawa creyó en la naturaleza curativa de la sal y a menudo recomendaba comerla. Sí, la sal realmente tiene esta propiedad pero en el exceso puede ser muy dañino, sobre todo durante períodos largos de tiempo. El remedio de comer sal en exceso y comer generalmente demasiado yang (demasiado alimento de animal y demasiados productos al horno) durante los períodos largos de tiempo debe en realidad ser continuar con una dieta de productos de alimentación cruda que es sumamente popular ahora.

La gente compara los productos de alimentación crudos con la macrobiótica y piensa que el comer la materia prima cruda no es macrobiótica, pero esto no es verdadero. La macrobiótica no es una dieta específica, es sobre la vida y como manejarla. Hay veces en que tenemos que comer sal, productos de alimentación cocinados y productos de alimentación de animales y hay veces en que tenemos que comer productos de alimentación más crudos. Todo cambia incluyéndonos a nosotras mismas y debemos compensar los cambios consecuentemente. Los efectos de mi comida demasiado salada han causado mi pelo de color gris antes de tiempo. Esto también me puede haber causado problemas de dientes. Estoy seguro que esto influyó en mi pensamiento así como en otros problemas de conducta. Remedié mis años de sal excesiva con la cerveza excesiva y la bebida. Ahora, después de la abstinencia de todas las bebidas alcohólicas durante seis meses comienzo a darme cuenta de las consecuencias extremas de tomar demasiada sal en mi juventud. También puedo ver ahora como las vidas de muchas personas, incluyendo a muchos profesores macrobióticos han sido construidas negativamente por el sobreconsumo de sal. ¡Aahhh…la vida es interesante!.
Artículo escrito por Phiya Kushi : http://phiyakushi.wordpress.com/2010/05/06/excess-salt/
Traducción: Agnès Pérez.

No hay comentarios: