domingo, 30 de mayo de 2010

¿ES CARO COMER ECOLÓGICO Y MACROBIÓTICAMENTE?



Acabo de mantener una conversación con una chica que se está iniciando en el mundo de la alimentación ecológica-sana-macrobiótica y me ha inspirado para escribir sobre el coste económico de este tipo de alimentación, a la vez que establecer algunas reflexiones acerca de los grupos sociales que son capaces de asumirla.
Ella me comentaba que sentía mucho “pijerío” alrededor de esta filosofía alimenticia que se está convirtiendo en una moda más que en un estilo de vida, y que debido al elevado precio de muchos productos y de los cursos mucha gente joven no puede costeárselos y que por tanto tampoco puede acceder a información de primera mano sobre artes culinarias o equilibrio en la dieta.
Es cierto que hoy en día disponemos de esta información en la red, que hay numerosos libros escritos acerca del tema y también charlas gratuitas, aunque éstas son menos y suelen darse para promover cursos de pago . A veces se hace difícil recabar información concreta y ordenada, y recibir la trasmisión directa de profesor/a a alumno/a es siempre más efectivo pues da la seguridad necesaria para emprender cambios a la vez que aporta la experiencia directa de alguien que ya ha pasado por este proceso y sabe de qué va.

Al respecto, planteo una serie de preguntas ¿Cuáles son los precios de este tipo de cursos? ¿Quién puede acceder a ellos y en ocasiones, mediante qué nivel de sacrificio económico?
¿Queremos extender un modo de vida y que la información llegue a las cuatro esquinas del planeta y que la ecología y la macrobiótica conserven sus raíces en lo sencillo, popular y que sean una herramienta que contribuye al decrecimiento industrial?

De cara a incidir en la mejoría medio-ambiental y en la evolución social es importante llegar al mayor número de personas posible. Tanto a las de niveles económicos más elevados (artistas, empresarios/as, etc)… como a niveles sociales modestos. Cuando una persona come macrobiótica-sana y ecológicamente durante una buena época de su vida, esta memoria queda impregnada en sus células y de ahí en adelante, querrá seguir comiendo de esta manera pues conseguirá tanto una mejoría física (aspecto, energía, salud, sensibilidad…) como mental (más paz, equilibrio, lucidez, agilidad, intuición…) y esto la va a beneficiar en su vida personal, laboral, social…y a la vez la va a integrar en la cadena humana pro-cambio planetario, al menos en cuanto a ecología enfocada a la alimentación se refiere, y quizás aplicando otros principios de la ecología en su vida cotidiana. Cuando la mente cambia, cambian la manera de ser y los intereses personales dejan de ser tan personales para convertirse en universales.

Sin un código ético basado en actitudes personales (no violencia, consciencia ecológica, respeto a las personas y animales, honestidad, contribución social coherente con los principios anteriores, etc...) y en principios universales que guían hacia una limpieza mental la alimentación macrobiótica-sana-ecológica no puede ser más que una moda, un asunto de ego o un mero comercio, y el crecimiento personal que se va a obtener a través de ella va a ser muy limitado.

Cada cual es libre de elegir cómo y porqué hace las cosas, pero en mi opinión, si de verdad apostamos por una forma de vida, se ha de tratar de ser lo más coherentes posible con nuestros imp-actos. La respuesta al desgaste medio-ambiental está en un retorno a la sencillez, poniendo un freno voluntario al consumo y a los gastos personales, más por motivos de consciencia que para paliar la crisis económica actual.


Esto incluye también comer de manera sencilla:
- Comprarle al pagés (catalanismo que significa agricultor de la zona) que no fumiga o tiene certicado ecológico, obteniendo alimentos más frescos y exentos de gastos de trasporte.
- Comer alimentos integrales, verduras y frutas frescas, pescado de la bahía, algas recogidas en el país, sabiendo que los condimentos más caros son los que más duran. Por poner un ejemplo, una botella de 1l de salsa de soja ecológica me dura a menudo más de un año, y eso que me hago mi propio seitán. Las algas no pasan de fecha, el miso se utiliza en muy pocas cantidades, las ciruelas ume forman parte del botiquín (solo en casos necesarios)…
- Lo que realmente cuesta caro son los caprichos y la comida preparada o envasada al vacío (hamburguesas y patés vegetales, quesos de soja -no tofu, sino esas cremas para untar medio dudosas- platos preparados, natillas, leche de arroz, crema de algarroba, galletas, etc..) y éstos no son productos de primera necesidad y además nos los podemos hacer en casa fácil y rápidamente de mejor calidad. Da igual que estos productos pre-cocinados sean biológicos o que estén bendecidos. Más bien influyen en el desequilibrio pues saturan el organismo (sí, quizás un “poquito” menos que los mismos productos no biológicos y con ingredientes químicos) y no aportan los nutrientes necesarios, que han de provenir de alimentos frescos e integrales para obtener una energía vibracional más elevada y duradera.
- El arroz integral, el mijo, la cebada y las legumbres no son más caras. Una vez que nuestro organismo se ha limpiado, recuperado y fortalecido, se necesita menos cantidad para estar satisfecho/a. Hay que pasar el proceso de cambio y re-ajuste. Eso es todo.
- Las verduras del pagés duran y duran: están recién cogidas, explotan de vitaminas, color y sabor. Y además no vienen envasadas ¿Qué mejor?



La alimentación sana no tiene porque ser más cara: .
- si se valora la inversión que estamos haciendo en salud, cómo esta inversión nos va a generar beneficios también económicos, pues al rendir de manera óptima, el dinero, llega con más facilidad,
- si se valora el ahorro en problemas derivados de una mala alimentación, que son muchos más que los que pensamos comunmente,
- ya que contribuir en una filosofía de decrecimiento a nivel de consumo de productos industrializados, genera un ahorro de recursos a nivel medio-ambiental, muy importante pues somos parte de la naturaleza, la naturaleza es la que nos nutre, siendo la degradación de la salud humana (sobretodo de la salud mental) la principal causa de la sobre-explotación de los recursos naturales.


Un buen ejemplo de alimentación creativa, sencilla y económica son las recetas completas a continuación:

1. SOPA DE LENTEJAS, CEBOLLA Y CALABAZA
(ACOMPAÑADA DE ARROZ AL PISTO Y ENSALADA DE RÚCULA CON RABANITOS)

Sopa de lentejas, puerro y calabaza:


Las lentejas la puedes hacer en cantidad superior a la que utilizarás a presión con un trocito de alga kombu y añadirlas en el último momento, guardando uno o dos botes en la nevera para otros usos.

(Para 1 ó 2 boles)
Corta el puerro y la calabaza pequeñito y hiérvelos unos 10mn con un pedacito de alga wakame previamente remojada 5mn.
Cuando las verduras estén cocinadas, diluye una cucharadita de miso en agua o caldo (utiliza preferentemente Mugi miso o Barley miso (de cebada)) y añádela a la sopa removiendo durante un máximo de 2mn. El miso no ha de hervir pues pierde propiedades.
Añade las lentejas.
Se puede añadir tambiéb cebollino o perejil finamente picados al final de la cocción.
Nota: conviene usar el miso con moderación (es muy salado), reduciendo la cantidad que tomamos en verano.

Arroz al pisto
Receta base del aroz integral:


• 1 taza de arroz integral
• 1 y media a 2 tazas de agua, según se utilice olla normal o a presión
• una pizca de sal o 1 trocito de alga kombu.

Lavar bien el arroz (3 veces), colocar un trozo de alga kombu en el fondo de la olla, poner el arroz, añadir el agua, llevar a ebullición, hervir durante 5mn a fuego fuerte con la olla abierta, intercalar un difusor de calor entre la olla y el fuego, cerrar la olla, bajar el fuego al mínimo y cocinar de 30 a 45mn.
Cuando transcurra este tiempo, levantar la tapa si es olla normal o dejar que el vapor salga lentamente si es olla a presión. Cambiar el arroz a un bol para evitar que se apelmace.

Pisto:


• una cebolla
• un pimiento rojo
• un calabacín
• olivas negras sin hueso
• aceite de oliva
• sal marina

Cortar la cebolla a medias lunas finas y el calabacín a cuadrados. Escalibar el pimiento y cortarlo a tiras.
Saltear en poco aceite la cebolla y el calabacín. Una vez hechos, mezclar con el pimiento y las olivas.

Añadir el arroz integral cocido y mezclar.
Acompañar de una ensalada de rúcula con rabanitos.


2. RIZOS DE PASTA CON MAÍZ, ZANAHORIA RALLADA, FLORES DE BRÓCOLI Y GARBANZOS
(CON SALSA DE MOSTAZA Y SÉSAMO TOSTADO Y COPOS DE ALGA NORI)



• 250gr de pasta integral
• 1 mazorca de maíz hervida
• 1 zanahoria rallada
• brócoli escaldado
• garbanzos hervidos
• sésamo tostado
• alga nori tostada

Receta base para los garbanzos:
Remojar los garbanzos durante 8h con alga kombu.
Colocar el alga en el fondo de la olla a presión y las legumbres (desechando el agua de remojo). Añadir agua, una pizca de sal, llevar a ebullición, hervir durante 5mn a fuego fuerte con la olla abierta, intercalar un difusor de calor entre la olla y el fuego, quitar la espuma, cerrar la olla, bajar el fuego al mínimo y cocinar de 2h.
Cuando transcurra este tiempo, dejar que el vapor salga lentamente si es olla a presión.

Salsa de mostaza:
Diluir una cucharadita de mostaza sin azúcar ni conservante en unas gotas de vinagre de arroz. Añadir removiendo un poco de aceite se sésamo hasta formar una crema homogénea y aligerarla con agua.

Ensalada de pasta:
Hervir la pasta, y enfriarla con agua para que no se pegue.
Escaldar el brócoli en agua hirviendo 4mn, enfriarlo pasándolo por agua y mezclarlo con la pasta, los garbanzos y el resto de las verduras.
Aliñar con la salsa de mostaza y añadir el sésamo y la nori desmenuzada

3. ARROZ INTEGRAL CON JUDÍAS BLANCAS Y NABOS
(ACOMPAÑADO DE COL Y ZANAHORIAS ESCALDADAS)



Arroz con “fesols i naps” (receta vegana)• ¼ de alubias blancas
• Un par de nabos
• Seis pencas de acelgas
• 1 taza de de arroz integral
• Una ñora, ajo, perejil y azafrán
• Aceite de oliva y sal marina

Poner las judías en remojo la noche anterior.
Se tira el agua y se ponen a hervir con agua fría y un trocito de kombu.
Deben hervir alrededor de dos horas.
Se le añade las verduras y se deja hervir media hora.
En una sartén se sofríe las ñoras y en el mortero se machacan con el ajo y el perejil,
se añade al caldo de las judías con un poquito de azafrán.
Veinte minutos antes de comer se añade el arroz. Tiene que quedar caldosito.

Ensalada escaldada de col de paperina (variedad de col típica del Garraf)
y zanahorias de la huerta:



Quitar el tronco a la col, enrollar la hoja y cocinar al vapor
Cortar las zanahorias a tiras y cocinarlas al vapor
Se puede aliñar con unas gotas de vinagre de umeboshi
o acompañar de una mayonesa de aguacate.

4. HAMBURGUESAS DE MIJO CON SEITÁN
(ACOMPAÑADAS DE ENSALADA DE ESCAROLA CON ARBEQUINAS Y AGUACATE)



Receta base del mijo:• 1 taza de mijo
• 2-2 y media tazas de agua
• una pizca de sal marina

Lavar bien el cereal, dejarlo escurrir sobre un trapo de cocina y cuando esté seco, tostarlo ligeramente en una sartén sin aceite. Dejarlo enfriar y colocar alguna/s verduras por capas en el fondo de la olla, añadir el mijo, el agua, llevar a ebullición, hervir durante 1mn a fuego fuerte con la olla abierta, intercalar un difusor de calor entre la olla y el fuego, cerrar la olla, bajar el fuego al mínimo y cocinar unos 20mn.

Hamburguesas de mijo
• mijo cocinado con coliflor (receta base + coliflor)
• 1 taza de puerro
• 1 taza de zanahoria
• 1 bloque de seitán
• aceite de sésamo
• shoyu

Cortar el puerro a rodajas muy finas y rallar la zanahoria. Mientras se cocina el mijo, saltear las verduras con poco aceite, añadiendo el seitán rallado 10mn antes de apagar el fuego.
Mezclar ambos preparados amasando con las manos y hacer hamburguesas.
Colocarlas en un plato y cuando se hayan enfriado, metedlas en la nevera ½ hora para que no se rompan al dorarlas antes de comer.
Acompañarlas de una buena ensalada de escarola con olivas y aguacate aliñada con shoyu y limón.


6. MOUSSE DE FRESAS, PLÁTANO Y ALGARROBA


Lavar algunas las fresas (esta fruta sí ha de ser ecológica ya que no se puede pelar y la que no lo es lleva muchísimos químicos) y quitar las hojitas verdes. Pelar y cortar un plátano. Añadir un poco de leche de arroz y una cucharada de algarroba en polvo. ¡Batir y listo!

7. PINCHOS DE MELÓN Y ALBARICOQUES


Cortar a cuadrados el melón y en dos los albaricoques previamente lavados.
Ensartar los trozos en un pincho de madera alternando melón y albaricoque.
¡Ya está!

CONSUMIR PRODUCTOS ECOLÓGICOS Y DE LA PROPIA ZONA ES UNA CUESTIÓN PRIORITARIA EN LA QUE SE HA DE VALORAR EL ALTO IMPACTO MEDIO-AMBIENTAL DE LOS COSTES DE PRODUCCIÓN DE LOS ALIMENTOS PROCESADOS, REFINADOS, QUIMICALIZADOS E IMPORTADOS.

BON PROFIT!
¡QUE APROVECHE!


miércoles, 12 de mayo de 2010

LOS PROBLEMAS DE LA PIEL


Los problemas de la piel no son solamente problemas de la piel. Cualquier enfermedad cutánea es a la vez una manifestación de un desequilibrio interno. Estas enfermedades suelen aparecer cuando los intestinos y los riñones pierden la capacidad de descargar las toxinas eficientemente. Las causas más comunes son los alimentos animales - es decir, carne, huevos, productos lácteos y pescado - y otras costumbres dietéticas modernas (p.e: productos secos de horno hechos con harinas procesadas y condimentos químicos).
Al tratar enfermedades de la piel, no deberíamos suprimir esta descarga; deberíamos ayudar este proceso, al mismo tiempo que eliminamos la causa del problema.
Toda enfermedad de la piel tiene la función de descargar excesos (toxinas, fluidos, etc.), que han sido acumulados internamente dentro y alrededor de varios órganos, además del sistema digestivo y linfático. Esta descarga de toxinas permite que los tejidos y los órganos internos sigan funcionando suavemente.
Los intestinos son los primeros afectados y es por eso importante fortalecer su función. Un intestino débil llevará a una pobre absorción de nutrientes, y la eliminación se forzará a través de la piel. Otras funciones internas afectadas son los riñones, el hígado y la tiroides.
Los riñones son debilitados por los productos lácteos, café, azúcar, frutas, químicos y medicamentos fuertes tales como los antibióticos u otras drogas. El hígado es debilitado por el consumo excesivo de alimentos animales, azúcar y por el consumo a largo plazo de químicos y aditivos alimenticios. La función disminuída de ambos órganos resulta en una condición de la sangre excesivamente ácida, acompañada de mucosidad y depósitos de grasa en el sistema linfático. Estos depósitos de mucosidad inhiben las funciones de filtración del sistema linfático.
La tiroides también se deteriora. Hasta que los riñones, el hígado, los pulmones y los intestinos, hayan recuperado su capacidad colectiva de eliminar toxinas, la tiroides estará sobrecargada y debilitada y la piel también fallará en su capacidad de eliminar.

El eccema es uno de los problemas de la piel, caracterizado por una piel roja, seca y con picores. Puede ser crónico o agudo. Puede aparecer como una alergia o como una híper reacción general a sustancias irritantes o tóxicas. La diagnosis convencional generalmente no revela las causas internas y la persona que sufre de este problema busca aliviar esta condición con cremas hidratantes, suavizantes y pomadas con cortisona que se aplican directamente a la piel.
En general la persona con eccema y los que sufren de otros problemas de la piel tienen la misma historia dietética. Esto incluye primariamente productos lácteos, azúcar, alimentos dulces, además del exceso consumo de productos de harina, frutas, alimentos grasos y químicamente procesados. La piel seca es causada por la acumulación de grasa y mucosidad directamente por debajo de la piel y en el sistema linfático y digestivo debido a comer en exceso grasas (por ejemplo, pizza, patatas fritas, hamburguesas) y comidas hechas en el horno. El picor de la piel refleja la calidad degenerativa del sistema nervioso periférico.
El eccema es una enfermedad común de la infancia a menudo observada en las primeras semanas de vida, que refleja grandes desequilibrios alimenticios de la madre durante el periodo del embarazo. La mayoría de los casos de eccema aparecen durante los primeros dos años de vida. Durante este periodo el desarrollo del sistema digestivo e inmunológico fluctúan constantemente, dependiendo del equilibrio relativo entre los alimentos expansivos y contractivos* en la dieta de la madre, la lactancia y post-lactancia. Es fundamental alimentarse equilibradamente en este periodo para prevenir la apariencia de la enfermedad. En años consecutivos el eccema también incluirá problemas de las funciones del sistema respiratorio, y los individuos a menudo desarrollan alergias respiratorias como el asma y la fiebre del heno.
A parte de la dieta otro factor importante para aliviar las alergias de la piel es minimizar el contacto directo con un ambiente y prendas artificiales. Ropa sintética o de lana pueden irritar la piel y causar una reacción alérgica. Siempre que sea posible, las prendas en contacto directo con la piel deberían ser de algodón; y se debería eliminar el uso de cosméticos sintéticos e irritantes.
Por ello es conveniente reajustar la dieta y ayudar a eliminar los síntomas de cualquier erupción de la piel aplicando ciertas compresas y baños.



(Fuente: Michio Kushi - Curación Natural y Alergias)